B:SECURE

La proliferación de incidentes de fugas de datos en el sector detallista va en aumento. Con casos tan sonados como el de Target y Home Depot, entre otros, es fácil entender porque solo el 6% de los consumidores latinoamericanos confían plenamente en las tiendas minoristas (retail) cuando se habla de salvaguardar su información privada.

La firma de seguridad Fortinet develó en un reciente informe que el escenario para el sector detallista no es sencillo, junto con el sector de salud y el de educación, se han convertido en uno de los blancos favoritos de los cibercriminales.

Es un objetivo lucrativo para los delincuentes cibernéticos, quienes buscan en las ventas a detalle tres objetivos principales:

1) Hacerse de información de los clientes para cometer fraudes, como un uso indebido de los datos de sus tarjetas de crédito y débito.
2) Hacerse de información de los trabajadores del negocio para el robo de identidades.
3) Obtener información del negocio para quitarles una ventaja competitiva a nivel empresarial.

Según el instituto Ponemon el costo promedio que pagaron las empresas con datos perdidos o robados fue de 6.5 millones de dólares, de los cuales más del 50% representó gastos indirectos, como la pérdida de clientes. Por ello, hoy para las empresas del retail es imperativo tener una gran fortaleza en cuanto a la seguridad de sus redes.

A la par de garantizar seguridad de la información, los comercios deben añadir a su dinámica herramientas de análisis que le permitan conocer a sus clientes, mejorar el servicio y por ende incrementar las ganancias.

El panorama que Fortinet expone en su informe contempla la siguiente dinámica: llegar a una tienda detallista, y que al cruzar la puerta, el comercio lo salude y agradezca su visita a través del dispositivo móvil, le muestre las ofertas de los productos que le interesan y le ofrezca un descuento. Y no solo eso, que el usuario pueda acceder al Internet de una manera rápida, sin costo, y que cuando compare en línea los precios de un producto contra otro establecimiento, el comercio donde usted se encuentre le iguale el precio. Y todo, con los más altos niveles y estándares de seguridad. Eso hoy es posible.

El sector detallista debe buscar una solución integral que combine ciberseguridad, conectividad, big data y analítica. Cada uno de estos elementos ayudará a los comercios a incrementar sus ventas y mejorar radicalmente la experiencia de servicio al cliente.

%d bloggers like this: