Escrito por: Omar Blanco, Systems Engineer VMware en July 20, 2015

Desde hace varios años, VMware,  el líder en Virtualización de servidores x86 y líder Mundial Cloud Systems Management, ha estado trabajando en la innovación y modernización de las diferentes áreas de IT.  A través de los diferentes medios se ha mencionado que los Centros de Datos (Datacenters) deben tener un cambio en su manejo de infraestructura, distribución, control, gestión y, sobre todo, supervisión de los diferentes ambientes(Desarrollo, Pruebas, Producción).  VMware ha llamado a este cambio, el “Centro de Datos Definido por el Software (Software Defined Datancenter – SDDC)”, lo cual significa que los administradores (operadores) no tienen una dependencia directa de un dispositivo de hardware para poder realizar un cambio o instalación sobre una aplicación.

El primer paso para lograr el Centro de Datos Definido por el Software es la virtualización de aplicaciones en servidores con procesadores x86. Este paso  importante ya ha sido ejecutado en un gran porcentaje de empresas, que lograron encontrar ahorros en términos de CAPEX (CAPital EXpenditures) al reducir espacio, consumo de energía, aire acondicionado y lograron obtener un Retorno de Inversion(ROI) en menos de dos años,  incluso -en ocasiones- los clientes lograron tener ROI en tiempos inferiores a 12 meses.

Luego de realizar una virtualización de las aplicaciones, los clientes están en búsqueda de optimizar aún más los recursos tecnológicos que tienen actualmente. Sin darse cuenta, nuestros proveedores de  software de los diferentes aplicativos han ayudado al desperdicio de recursos virtuales y, en algunos casos,  éste desperdicio puede superar incluso el 40% de nuestra infraestructura (memoria, procesamiento, disco).  Es allí donde VMware ha determinado el segundo paso  para todos los clientes que tienen base instalada de vSphere, en ayudarlos a continuar el gran camino hacia  al Centro de Datos Definido por el Software. Este paso es la reducción de OPEX(Operating Expense, por sus siglas en inglés – gastos operativos).

Y, ¿Cómo se hace esto?

Con la solución vRealize Operations Manager (vROPS) que se encuentra disponible en varias versiones, y las mismas dependen del nivel de análisis causa-raíz de un problema de hardware, o incluso de la aplicación.

En este blog se realiza una introducción a la solución vROPS, la cual es una  herramienta que está causando un gran cambio en la administración y gestión de ambientes físicos & virtuales.

vROPS está en la capacidad de analizar inteligentemente las operaciones, compararlas con eventos anteriores y, de ésta manera, hacer un proceso de inteligencia de negocios, adaptándolo a cada ciclo particular de la empresa y/o cliente; de éste modo estamos evitando solucionar problemas de forma reactiva (comúnmente llamado “apagar incendios”). Este término de “apagar incendios” es un punto que es a menudo utilizado en clientes, que no solo impacta el negocio debido a la dependencia de una aplicación que se encuentre en mal funcionamiento, sino que también implica que los administradores pierdan tiempo valioso con sus seres queridos (vida familiar, eventos inaplazables de reuniones familiares, entre otros)  trabajando en horarios extensos para lograr volver a poner en operación una aplicación.

vROPS tiene un panel de control totalmente gráfico en donde se puede evidenciar el estado de “Salud”, allí se monitorea el estado actual (insitu) del Datacenter; “Riesgo”, determina los posibles riesgos que puedan impactar el negocio a corto y largo plazo; “Eficiencia”, donde se mide que tan asertivos están aprovisionados los recursos de memoria, procesador y disco.

En la siguiente figura se muestra el panel central del vROPS con sus tres insignias principales: Salud, Riesgo, Eficiencia, y sobre la misma pueden encontrar tres colores característicos como: el verde, amarillo y rojo, que nos ayudan a identificar si un objeto (llámese máquina virtual, disco, tarjeta de red, switch virtual, entre otros) se encuentra operando bien o si por el contrario se está presentando una anomalía.  A través de esta pantalla se puede identificar rápidamente un problema y así de esta manera, se puede reaccionar con procedimientos y las posibles soluciones, que son adecuadas para la remediación del problema presentado; esto ayuda a no alterar los niveles de servicio (SLA, Service Level Agreement)

La insignia de “Salud” brinda una vista holística de todos los componentes que componen el Datacenter Virtual de vSphere, incluso aquí también se puede monitorear ambientes físicos  y cargas de trabajo que se encuentran en un ambiente de nube pública.  Adicionalmente, se obtiene una información detallada de alertas, que son definidas en una matriz de políticas y las mismas son configuradas por el administrador de la infraestructura.  Éstas políticas son ajustadas dependiendo de la criticidad del negocio.

En la figura anexa podemos encontrar el detalle de una serie de alarmas, clasificada en orden de prioridades.  Esta vista nos ilustra qué tan crítico es el problema y  también los objetos que están impactados; posibles recomendaciones que pueden ser aplicadas al mismo, para poder reaccionar más ágilmente e impulsar las solución a los problemas diarios de un administrador(“apagar incendios”).

La insignia de “Riesgo”, muestra una serie de mensajes, que pueden ayudar a predestinar el peligro que se encuentran los componentes en función del tiempo y también en función de la seguridad.  Aquí es importante mencionar que esta información es muy útil, para saber en qué momento pueden escasear los recursos, tales como un almacenamiento.  Con esta información se puede tomar una decisión ejecutiva, una de ellas es plantear una compra de espacio en disco con suficiente antelación.

En la siguiente figura se muestran varios ejemplos. Allí se puede visualizar las condiciones de Hardening (proceso de asegurar un sistema mediante la reducción de vulnerabilidades del mismo),  lo cual significa que podemos tener un resumen detallado de cuales dispositivos o elementos se encuentran en total cumplimiento de normas de seguridad.  Para el caso de vROPS Standard este hardening es sobre los hosts físicos en donde es instalado el hypervisor; el poder verificar y tener actualizado cuales y cuantos hosts físicos cumplen éste estándar es una tarea que demanda tiempo, además de ser una tarea bastante dispendiosa.  Con vROPS se utiliza una plantilla definida, dicha plantilla es gestionada  por los administradores y allí se establecen  todos las condiciones bajo las cuales serán monitoreadas los elementos que  lo componen.

En ese mismo desglose también se pueden encontrar mensajes que nos muestran el posible riesgo que tiene la infraestructura en términos de capacidad; por ejemplo, podemos ver que una máquina virtual se encuentra con un problema de espacio en disco, vale la pena recalcar que además de mostrar el riesgo, vROPS  está en la capacidad de brindarle opciones de cómo solucionar éste.

La insignia de “eficiencia”, nos ayuda a tener una medición de la capacidad que se está utilizando; dicha medición nos ilustra si tenemos “desperdicio” de recursos en términos de  memoria, procesamiento y disco.  Este des-uso de recursos es vital en un administrador; en ocasiones los administradores de infraestructura no pueden desplegar nuevos proyectos (desarrollo – pruebas) debido a la escasez de los mismos, porque está ligado a la compra  de componentes de hardware y los mismos pueden detenerse por falta de presupuesto o incluso por el tiempo que tarda en adquirirlos.  VMware ha encontrado que los diferentes clientes, que tienen  instalado algún hypervisor en susDatacenters tienen en promedio un 30%-40%  de desperdicio en las infraestructuras virtualizadas.

En la figura se puede evidenciar que hay disponible una cantidad de recursos suficientes para desplegar un ambiente de prueba;  en la imagen se muestra que se puede reclamar al menos 70GB de espacio en disco, idóneo para poder instalar un sistema operativo.  Vale la pena destacar lo difícil que es administrar y conseguir espacio en disco, una rutina diaria que puede llevar a tomar planes de acción desbordados para la compra de más componentes de hardware (tales como más expansiones de discos, switches de conexión, cables entre otros), para solventar la falencia o la escasez del mismo.

Como conclusión, con la solución de vROPS podemos incrementar los niveles de  SLA, así como también que los administradores de plataforma virtual logren encontrar las soluciones a los problemas de manera más rápida y reaccionar a la velocidad del negocio.  Las nuevas demandas de carga de trabajo hoy deben estar a la vanguardia con los dispositivos móviles (acceder a la información desde donde quiera, a la hora que quiera), gozar de un ambiente de TI más inteligente, que a la postre nos permita disfrutar de los grandes momentos que nos depara la vida con nuestros seres queridos.

Para obtener más información acerca de VMware, visite nuestros sitios web de ArgentinaChileColombiaMéxicoPerúVenezuela y otros países. También puede seguirnos en FacebookTwitter y Youtube para enterarse de las últimas novedades.

 

%d bloggers like this: