Por Luis Enrique Guillén Vaquier, Director General en GUIAR

Nunca falta el momento en que tenemos que usar una computadora pública, y es ahí cuando hay que recordar que los delitos informáticos están a la orden del día; motivo por el cual debemos tener las mayores precauciones posibles y crear la cultura de la seguridad en nuestras familias y negocios.

Cuando me refiero a computadoras públicas, estoy incluyendo las computadoras en las escuelas, bibliotecas, oficinas de gobierno, centros de negocio e impresión y por supuesto los cibercafés. Todas estas computadoras están disponibles para múltiples personas que podrían utilizarlas para labores de robo de identidad o de información sensible.

Es importante que tanto en el hogar como en la oficina, todos estemos conscientes de los riesgos y precauciones que se deben tener al accederPrivate-Browsing computadoras públicas.

Estas son 5 recomendaciones a seguir al momento de usar un equipo público.

  1. Usar una computadora pública por largos periodos de tiempo

Lo ideal es no tener que usarlas, no son para navegar ni para el entretenimiento, son para urgencias; ahora bien ya que se presentó la emergencia el primer consejo es usarla sólo por unos minutos para evitar ser detectado por programas de rastreo, y otras posible amenazas a las que pudieras quedar vulnerable.

  1. Compartir información sensible

La información personal y de datos sensibles que nos pertenecen, nunca debe ser compartida en una computadora pública. Nuestro nombre completo, teléfono, dirección, fecha de nacimiento, números de cuenta bancaria o datos de acceso a portales y redes sociales se consideran información sensible que no debemos compartir. Las computadoras públicas suelen tener programas que rastrean automáticamente todas las actividades que se realizan en ellas por lo que alguien mal intencionado podría extraer fácilmente tu información privada.

  1. Realizar operaciones electrónicas

Esto va de la mano con el punto anterior. Evita entrar en tu portal bancario desde una computadora pública, podrías estar dejando tu dinero en bandeja de plata a los ciber ladrones. Y si el motivo de la emergencia es alguna transacción bancaria o pago por internet, entonces usa una pestaña “incógnito” en Google Chrome.

  1. Iniciar sesión en sitios que contienen información delicada

Recuerda que al iniciar sesión en cualquier perfil que cuente con información delicada, como bancos, redes sociales o mail, podrías estar compartiendo tu nombre de usuario y contraseña con los administradores de las computadoras públicas y quien sabe con quién más; mejor evita hacerlo. Si no queda otra opción, hazlo desde una pestaña “Incógnito” en Google Chrome para intentar protegerte un poco.

  1. Dejar sesiones abiertas

Ya que no hubo otra opción más que usar una computadora pública, nunca olvides cerrar las sesiones de mail, redes sociales, portales bancarios y cualquier otro sitio que contenga tu información antes de  irte. También cierra el explorador que hayas usado, de preferencia Chrome, para que uses pestañas “incognito”. De esa forma evitarás que la siguiente persona, los administradores de las computadoras o alguien de  malas intenciones entre a tus cuentas.

Los establecimientos que dan servicio de computadoras públicas no se harán responsables por el acceso de personas no autorizadas a tus cuentas, así que más vale tener todas las precauciones y cuidar de nuestra información personal y de acceso a portales y redes.